DIARIO DE BODA

Vanesa & Maite / Nou Racó / 9 Oct 2019
*Para una mejor experiencia ver nuestros reportajes desde un ordenador, hay muchas fotografías que no se ven desde el movil

Nuestra historia empezó hace 4 años, yo me fui a Inglaterra a estudiar inglés con una amiga y allí fue donde conocí a Maite, siendo las dos de Valencia, el destino así lo quiso. Nos conocimos en Piccadilly Circus (Londres), más concretamente en la fuente de Eros, dios de la atracción sexual, el amor y el sexo, yo siempre digo que nos lanzó una flecha del amor.

Nuestra relación comenzó en la distancia ya que Maite estaba haciendo su doctorado en Norwich (Inglaterra) y yo estaba en mi último año de carrera en Valencia. Cuando me gradué decidí irme a vivir con ella a Norwich, donde estuvimos más de un año. Posteriormente a ella le salió una oportunidad de trabajo en Madrid, por lo que allá que nos fuimos. Como nosotras decimos, ¡siempre juntas!

Tras varios años de relación y de convivencia, llegó el día en el que decidí dar ese pasito que a algunas personas tanto nos asusta. Fue un 8 de septiembre de 2018 en la boda de la prima de Maite. Llegó el momento del lanzamiento de ramo, todas las solteras esperaban que la novia lo lanzara, pero no fue así… de repente sonó nuestra canción (“Perfect “de Ed Sheeran) y su prima se giró y le dio el ramo a Maite mientras yo esperaba arrodillada detrás. Ella al principio no se lo creía, me daba largas y se alejaba de mí, por lo que tuve que cerrar la caja del anillo y esperar a que ella reaccionara… al final dijo ¡Siiiiiiiiiiiiii!

Desde ese momento nuestra vida cambió por completo, vivíamos en Madrid, pero teníamos clarísimo que nuestra boda sería en Valencia. Aunque ya sabíamos cuál iba a ser el restaurante elegido, para el primer puente que tuvimos, Maite había concretado citas en 10 restaurantes, así de loca es ella, 10 restaurantes en 3 días.  Pero no hizo falta ni pasar del primero, ya que era el restaurante al que fuimos a comer al principio de nuestra relación y ese día dijimos que nos casaríamos en ese lugar, y así fue, el lugar elegido fue el restaurante Nou Racó (El Palmar). Vale, ya estaba una de las cosas más difíciles de elegir y ahora los vestidos.

LOS VESTIDOS DE NOVIAS:

Lo mío fue fácil, tenía claro y me hacía muchísima ilusión llevar el vestido de novia de mi tía, fui a un modisto y lo diseñé a mi gusto.  Pero Maite… lo suyo fue toda una odisea. Por lo que me ha comentado se probó más de 50 vestidos, empezando con uno totalmente liso y terminando con uno que llevaba un escote en V bastante pronunciado, tanto por delante como por detrás. ¿Quién me lo iba a decir?, con lo sencilla que es ella.

LOS DETALLES DE LA BODA:

En relación a la decoración de la boda, la hicimos toda nosotras. Aunque fue una de las cosas que más tiempo y problemas nos causó, os puedo asegurar que lo volvería a hacer. Ya que este hecho nos hizo vivir los preparativos de la boda de una manera más completa e intensa, pues elegimos absolutamente TODO lo que nuestros invitados iban a ver, teniendo esta un toque vintage. Restauramos el primer escritorio que el padre de Maite tuvo en su empresa, ese fue nuestro altar de la ceremonia

También restauramos unas mesitas las cuales estuvieron en el pasillo central de nuestra ceremonia con el arroz y los pétalos. Una bicicleta antigua que el padre de Maite montó pieza a pieza, junto a un arco de bambú y más elementos decorativos formó el Welcome. Creamos un rincón de recuerdos con diferentes fotos de los invitados en sus mejores tiempos. Hicimos un Seating Plan en el que cada invitado, junto a su nombre, tenía una llave antigua para llevársela como recuerdo. El Candy Bar, también elaborado por nosotras, estaba compuesto por la pata de una máquina de coser antigua y un tablero color turquesa envejecido, las chuches y donuts le dieron un toque de color. Aunque contratamos una empresa para el photocall, los atuendos también los pusimos nosotras, queríamos darle un rollo ochentero. ¡Todo esto no hubiera sido posible sin la ayuda del tío Toni y de Ana!

La mesa de los niños fue todo un éxito, ya que, como no contratamos ninguna empresa de animación porque eran pocos niños, decidimos ponerles piezas de lego, pinturas, acuarelas para pintar unas huchas de porcelana, globos, etc. Se notaba nada más entrar en el salón que esa mesa era la de los niños, ¡estaba llena de color!

Con respecto al fotógrafo de la boda, el restaurante nos ofreció uno de confianza. Tras varias recomendaciones, conocimos a video-boda.es, es un proveedor demasiado personal para dejarlo en manos de terceros. Sus trabajos nos enamoraron y recogieron el momento de las casas de cada una de nosotras, inmortalizado desde el principio (peluquería, maquillaje, fotos con la familia…) hasta la salida. Fue una de las mejores decisiones.

SALIDA DE LAS NOVIAS DE CASA

 

LA SALIDA DE CASA:

Decidimos agradecer a nuestras madres todo el apoyo recibido, por lo que contratamos una cantante con aire flamenco y un guitarrista. Fueron a ambas casas y a la salida de estas, les dedicaron canciones a nuestras madres. Por ejemplo, Maite eligió la canción “es mi madre” de Isabel Pantoja, como bien dice, “Ella calienta mi motor cuando se enfría y me levanta cuando caigo de dolor, ella no hace nada más y nada menos, que quererme exactamente como soy, acompañarme desde lejos y darme valor”. Estas dos frases representan perfectamente lo que sentimos cuando no podemos estar cerca de nuestras madres. ¡Fue un momento muy emotivo para todos!

 

Y llegó el gran momento… dado que el restaurante está en la Albufera, nuestra entrada a la ceremonia fue en barca, separadas y con nuestros respectivos padres. Nadie se esperaba que fuéramos a entrar de esa manera, los invitados miraban hacia atrás buscando el típico coche de boda. La elección del restaurante se basó sobretodo en este detalle. Maite llegó la primera y mientras me esperaba de espaldas, su ilusión no podía ser más grande y los nervios iban en aumento. Entonces aparecí yo por el pasillo cogida del brazo de mi padre, era una sensación de inmensa felicidad, ver a toda la gente mirarte, aplaudirte, algunos de ellos llorando de emoción, y al final del pasillo ella, mi futura mujer, esperándome con una sonrisa y lágrimas en los ojos. Cuando llegue, nos fusionamos en un inmenso abrazo muy esperado por ambas partes, pues había llegado ese gran día.

VIDEO DE BODA DE MAITE & VANESA EN NOU RACO

 

A partir de ahí todo salió como esperábamos, habíamos puesto mucho hincapié en la organización de la boda y, por tanto, era difícil que algo saliera mal. No hubiéramos podido elegir mejores ceremoniantas de boda, allí estaban nuestras dos amigas Crisa y Carla para dirigir, de una manera muy emotiva y especial nuestra ceremonia. Después de muchas horas intercambiando información, consiguieron contar nuestra historia y hacernos llorar tanto a nosotras como a los invitados.

Varias personas quisieron dedicarnos unas palabras. Mi padre compartió con los invitados anécdotas sobre mi rebelde juventud, el hermano de Maite recordó el momento en que sus hermanos y él supieron que serían uno más en la familia, mi tía contó  los difíciles momentos que hemos tenido que vivir y como los hemos afrontado, y por último, mi sobrino nos agradeció todo lo que hemos hecho por él y lo molonas que somos como tías. Cada uno de ellos aportó su granito para que la boda aun fuera más única.

Y después vinieron los votos de la boda. Ambas coincidimos en que no fuesen ñoños porque nosotras tampoco lo somos, sino que decidimos aceptar las diferencias de cada una y demostrarnos que a través de nuestra unión, podremos lograr más de lo que podríamos lograr solas.

Como anécdota contaré que, gracias a mi cuñada Ana que ató los anillos al porta alianzas bien fuerte para que no se perdieran en el césped, nos hizo pasar un mal trago… ¡las uñas de porcelana tampoco ayudaron!


EL COCKTAIL DE LA BODA :

Contratamos al grupo Premiere Chic Musique para amenizar la música del cocktail, un grupo de jazz moderno. Las vistas y la música ambientaron el cocktail, el cual hicimos en la terraza del restaurante, de una manera inmejorable. ¡A la gente le encanto! Pero lo mejor de todo fue la sorpresa que recibimos por parte de una gran amiga, nuestra Moni. Junto al grupo de Jazz, nos cantó la canción “Contigo aprendí” de Luis Miguel. Me siento muy identificada con la canción, hoy puedo decir que con Maite he aprendido a conocer un mundo nuevo de ilusiones. ¡No podíamos haber tenido mejor final de cocktail!

Música en el Cocktail en la boda

REGALO AMIGA DE LAS NOVIAS

ENTRADA AL CONVITE :

La entrada al convite fue de una manera espectacular, ya que entramos con la canción “baila conmigo”, queríamos que ahí comenzara la gran fiesta de nuestras vidas y creemos que lo conseguimos, ya que los invitados formaron parte de este día tan especial para nosotras… toda la gente participó de una manera asombrosa, rieron, bailaron y se lo pasaron en grande. Para lograr la participación de los invitados, decidimos realizar un juego. Las mesas tenían asignadas una canción y durante el banquete, cada vez que sonase una de estas canciones, las mesas correspondientes tenían que acercase a la mesa nupcial para bailar con nosotras. Esto hizo que el ambiente no decayese y que los invitados estuviesen animados en todo momento. La cabecita loca de Maite decidió, en ese mismo momento, que los invitados no habían venido a su boda a estar sentados…y para ello no hay mejor canción que la de “Follow the leader”. No os podéis imaginar la sensación que es tener a 130 personas siguiendo los pasos de esta canción (las fotos lo dicen todo).

Después de esto, llegó la tarta.  Yo con la delicadeza que me representa le di un trocito pequeño, pero ya os podéis imaginar el pedazo de trozo que me dió Maite, en su línea. Aun así, nunca deja de sorprenderme. De repente sonó una canción, ¡era mi cumpleaños!, y efectivamente no se había olvidado de mi regalo. Apareció la tarta con la que habíamos soñado pero que decidimos no poner porque era muy cara, pero ella siempre se las apaña para dármelo todo. Fue entonces cuando, rodeada de mi gente, soplé las velas de mi 28 cumpleaños. ¡No creo que vaya a tener otro cumpleaños tan especial!

 

 Otro de los momentos a destacar sería el lanzamiento del ramo, ya que nuestras amigas no se casan ni así las maten. Por tanto, eran muchas las solteras (y las que no también) que querían cogerlo.

Y como no... llegó el baile! Empezamos con una canción lenta, pero el escenario pronto cambió con la ayuda de nuestras cuñadas y amigas “bailarinas” (lo difícil que fue poder ensayar todas juntas). No importa que mi cuñada Sara, al ser zurda, se fuese continuamente para el lado contrario (te seguimos queriendo igualmente). En la última canción “Madre Tierra” de Chayanne, se unieron el resto de los invitados con el conocidísimo baile de esta “Oye, abre tus ojos, mira hacia arriba…”

La disco comenzó. Sabíamos que las amigas del balonmano de Maite nos tenían preparado algo y lo esperábamos con incertidumbre. Tras unos cuantos bailes, Crisa cogió el micrófono, había llegado el momento. De repente entraron con balones de balonmano y una portería. Si queríamos nuestro regalo, teníamos que meter goles. Mi padre hizo de portero, y aunque parezca mentira metí más goles que Maite. Fue un momento muy divertido para todos, solo había que ver mis posturas lanzando con el traje.

Para concluir diremos que todos estos momentos no los podremos olvidar, pues, permanecerán en nuestras mentes durante mucho tiempo y si algún día desaparecen, siempre nos quedarán los bonitos recuerdos que video-boda.es captó.

¡Y fueron felices y comieron perdices!

Photocall para bodas, fotografiado por profesionales


EL MEJOR CONFESIONARIO DE BODA

BODA DE YESSICA & FEDE | CA PAREJA


Video de boda de Yang Yang & Rubén en el Huerto de Santa María

Política de cookies de video-boda y el Política de Privacidad. La página es propiedad de video boda 2018. Todos los derechos reservados Video-Boda.es nombre y logo están registrados como una marca que pertenece a Israel D. El blog de vídeo boda