BODAS EN MYRTUS - BELA & MOTAZ

REPORTAJE BODA INTERNACIONAL

Cuando Bela contactó conmigo desde Inglaterra y me comentó que seríamos los elegidos para realizar el reportaje de boda y el video, se me iluminaron los ojos como un colegial que quiere enseñar sus zapatillas nuevas despues del verano, no solo por conseguir una novia nueva, una clienta,  si no por que tendría la suerte de asistir a una boda entre un palestino y una rumana nada menos que en el espacio de bodas Myrtus de puzol.

maquillaje novia Bela Myrtus
casa novia Bela
niños casa novia bela
maquillaje novia familia

Fotografías de Bela arreglandose conla hija de Motaz y con su madre. Momentos previos a la boda.

Bela y Motaf son una pareja con una historia de amor de lo más característico. Cuenta la leyenda... que Bela estaba buscando empleo y en una de las entrevistas conoció a Motaf, que era el encargado de la selección del personal en su empresa. Ella consiguió el puesto si, pero por lo visto, también la atención de Motaf. Y tras un año de trabajar juntos y conocerse en el día a día, surgió el amor y ya fueron inseparables.

Esta boda destacó como sus novios por su inmensidad de matices. La familia de Motaf es natural de Palestina aunque él ya lleva mucho tiempo instalado en España. Nos recibió en su casa visiblemente alegre y arropado por sus amigos que, por cierto, habían viajado hasta aquí desde distintos lugares solo para estar presentes en el esperado evento. Cómo entre ellos hablaban en inglés tuvimos que emplear nuestro oxidado segundo idioma para hacernos entender, lo cual fue un reto extra para nosotros, pero ¡nos encantan los retos!

Bela nos recibió en su casa acompañada por toda su familia. En esta ocasión las raíces familiares tienen su origen en Rumano aunque, como en el caso del novio, hace tiempo que se establecieron aquí y ya están muy arraigados en España.

arreglandose el novio Myrtus
casa novia Bela
Motaz recogiendo novia bela
Motaz recogiendo novia bela

A la hora señalada, una limusina aparcó en la puerta de la casa donde Bela se preparaba. Una sonora traca anunció la llegada de Motaf que, cual moderno caballero, bajó del explendido vehículo listo para reclamar la mano de la que pronto sería su esposa.

Bela no se quedó a la zaga, su salida también fue espectacular. Luciendo un fantástico vestido de estilo princesa, con tiara a juego incluida, y una melena rubia primorosamente ondulada; su mera presencia deslumbraba al potente sol veraniego.

En ese momento tan cinematográfico pudimos observar que en el ambiente había una mezcla de alegría y tristeza porque si, era un día de celebración pero también de despedida. Esto sucede siempre en familias que están muy unidas y en el caso de Bela, además de ser hija única, saltaba a la vista que tiene un vínculo muy especial con sus padres y, sobre todo, con su madre. Por eso había una sensación de regocijo por la boda pero a la vez una certeza de que había llegado la hora de que su hija empezará su nueva vida junto a su flamante marido. O como dicen en los cuentos: "esa misma noche la preciosa princesa deberia partir hacía un reino distante para convertirse en la propia reina de su nuevo hogar".

La limusina trasladó a la pareja hasta las playas de Xilxes donde llevamos a cabo la sesión de fotos. Entre risas y gestos de cariño conseguimos sacar algunas buenas. Luego nos esperaba la ceremonia, porque ya todos los invitados aguardaban a los novios allí.

Para el evento escogieron Mirtus, un salón de banquetes ubicado en Puzol con unas buenas instalaciones y un excelente equipo en plantilla que, como siempre, demostró su profesionalidad y buen hacer. Las bodas en este salón son muy vistosas pues los grandes espacios blancos ayudan a destacar el colorido de los trajes de los asistentes y no le quitan protagonismo a las instantáneas de los novios. Además la repetición de motivos circulares en la zona de la ceremonia y el salón dan un estilo coherente al reportaje.

Bela y Motaz se casaron con el oficiante de bodas Javier saldaña, un ceremoniante familiar, agradable, que confiere a la celebración una calidad inigualable. Javier ya ha casado a bastantes de nuestras novias , aún recuerdo la boda de Clara James o incluso la nuestra propia.

En la ceremonia hay que destacar las palabras de las compañeras de Bela, como también las de las hija de Motaz, muy cariñosas hacia su padre.

En plena cena, más sorpresas, varias bailarinas del vientre deleitaron con sus danzas a los asistentes. A la pareja les apasiona la música árabe y no dudaron en levantarse y acompañar a las bailarinas con su ritmo.

Luego, más tarde, en la fiesta los hombres también nos sorprenderían bailando con total libertad. Fue en ese momento cuando un grupo de amigos de la novia aprovechó para hacer algo que yo no había visto nunca en una boda: la raptaron. Por lo visto se trata de una tradición rumana muy curiosa y divertida. En medio del shock de que nadie sabía dónde estaba (aunque me parece que los fotógrafos éramos los únicos que no estábamos al tantodel engaño) se produjo una llamada pidiendo un rescate. Motaf se encargó de la negociación: "¿Cómo? ¿dos botellas de Jack Daniels? ¡¿estais locos o que? ¡¡Una como mucho!!". Por lo visto los secuestradores estaban valorando la contraoferta cuando la voz de la novia sonó a través del auricular y casi todos pudimos oír un fuerte y claro "¡¡¿Eso es lo que me quieres rácano?!! ¡¡consigueles las dos botellas o no vuelvo!!". No me he reído tanto en mucho tiempo, supongo que porque no me lo esperaba y me sorprendió muchísimo está tradición.

La fiesta continuó hasta altas horas. El reloj de Mirtus no paraba de dar campanadas y allí no se iba ni la novia ni nadie. Por lo visto, las princesas modernas ya no tienen hora de llegada a casa. Y se saltan la parte chunga del cuento para ir directamente al "fueron felices y comieron perdices". ¿Y sabéis que os digo? ¡Que me parece perfecto! ¡Muchas felicidades pareja!

Nosotros como fotógrafos de boda solo les deseamos buenas fotos y que tengan buenos recuerdos.

Política de cookies de video-boda y el Política de Privacidad. La página es propiedad de video boda 2018. Todos los derechos reservados Video-Boda.es nombre y logo están registrados como una marca que pertenece a Israel D. El blog de vídeo boda